A principios de marzo, Renato Ibarra fue acusado por cargos de violencia familiar agravada, tentativa de feminicidio y tentativa de aborto. 

Cinco meses después, el ecuatoriano ya debutó con la camisa del Atlas en Liga MX y apunta a la titularidad para el resto del Guard1anes 2020.

Ahora, Pedro Portilla explicó en Fox Sports Radio el por qué contrataron a Ibarra, a pesar de haber estado involucrado en un proceso legal.

“Sin duda creo que Atlas es la oportunidad para Renato para demostrar dentro y fuera de la cancha que las personas pueden levantarse de situaciones difíciles y malos momentos”, comentó el directivo del club tapatío.

Ibarra vivió sus primeros 45 minutos como Zorro en el partido de la jornada tres ante Atlético de San Luis, el último en la era de Rafael Puente como técnico.

Dicha participación demuestra la confianza de los altos mandos atlistas hacia el sudamericano, algo que recalcó Portilla. 

“Sentimos que Renato se merece una segunda oportunidad”, dijo el mandamás. 

“Renato está mentalmente fuerte. Él está agradecido con esta oportunidad de Atlas y con unas ganas bárbaras de demostrar dentro y fuera de la cancha”, agregó.

Ibarra todavía tiene jornadas de sobra para repagar la confianza de los rojinegros, y deberá comenzar rápidamente para mejorar la pobre cosecha de tan solo tres goles en el mismo número de partidos, la cuarta peor ofensiva de la liga. 


TE PUEDE INTERESAR: Se le acabó el crédito a Rafa Puente: Así llegó Diego Cocca al Atlas