Pedro González López “Pedri” asegura que fue rechazado por el Real Madrid cuando tenía quince años y que tuvo su “segunda oportunidad” en el Barcelona, el club de su “vida”, que le ayudó a ganar este año el trofeo Golden Boy al mejor sub-21 del año.

“Cuando llegué a Valdebebas había una nevada muy fuerte y la prueba se aplazó. El día después hice una prueba con el Cadete A, pero solo fue un pequeño entrenamiento previo a un partido. El tercer día entrené con otro equipo y el cuarto de nuevo con el Cadete A. Seguramente ya tenían una idea clara sobre mí y tuve que regresar a Tenerife”, dijo Pedri en una entrevista al diario italiano “Tuttosport”.

Reconoció que “las oportunidades hay que aprovecharlas” y que le hubiera encantado fichar por el Real Madrid en ese momento, aunque expresó su alegría por acabar en el Barcelona, el club favorito de su abuelo.

“Por una rarísima combinación de situaciones negativas el Madrid no me quiso y yo tuve mi segunda oportunidad en el club de mi vida”, dijo Pedri.

Su gran rendimiento con el Barcelona y la selección española provocó comparaciones ilustres entre el tinerfeño y Andrés Iniesta o Xavi Hernández, su actual entrenador, pero Pedri prefiere concentrarse en hacer su propio camino.

“Yo podría ser una mezcla entre Xavi e Iniesta, al tener unas características parecidas a las de ellos, pero quiero repetirlo. Yo soy Pedri”, insistió.