Apenas tres minutos tardó Boca Juniors en igualar la semifinal de la Copa Bridgestone Libertadores, luego de un gran error defensivo de Independiente del Valle.

Fabra recuperó la pelota por izquierda tras una mala salida de Rizoto y con un centro al que los defensores le hicieron la vista, se la sirvió a Pavón, que entró por detrás de los defensores y terminó abriendo la cuenta para los de Barros Schelotto.