Paulo Costa tiene apenas 28 años de edad y, con un récord de 13-0 en MMA, es uno de los peleadores más emocionantes de la UFC. Pero eso no significa que no vea a futuro. 

En entrevista con AgFight, indicó que está muy preocupado por la condición en la que estará al retirarse, pero que donará su cerebro para que la ciencia estudie los efectos de conmociones cerebrales. 

“Sabemos que el cerebro está compuesto por células que ya no se regeneran, así que solamente podemos perderlas. Conforme envejecemos, esa cantidad de células disminuye, así que tus reflejos son más lentos, el habla empeora, se te olvidan cosas”, declaró ‘Borrachinha’. 

TE PUEDE INTERESAR: Se retrasan la vuelta a los entrenamientos en La Liga

El peleador brasileño, cuya última pelea fue una victoria ante Yoel Romero el 17 de agosto, dijo que quiere pelear hasta los 36 años y después donaría su cerebro a la ciencia. 

“Es un tema muy serio, porque no tenemos la información para averiguar qué tanto nos puede afectar esto. Cada uno tiene síntomas diferentes y reacciona de manera diferente a los golpes”, agregó. 

Según Mayo Clinic, las conmociones son causadas por repetidos golpes a la cabeza y podrían llevar a problemas de concentración, memoria, equilibrio y coordinación.

En ocasiones severas, causan encefalopatía traumática crónica, un problema cerebral que llega a provocar depresión, pensamientos suicidas y conducta impulsiva.