En el final del partido entre Rayados de Monterrey y Tigres por los cuartos de final de la Liga MX, Rogelio Funes Mori tuvo la chance de igualar el partido y estirar la ventaja global.

El ex River quiso patearlo "a lo Panenka", pero le terminó pegando mal y el "Patón" Guzmán se quedó quieto sobre la línea para evitar el gol.