El piloto español Álex Palou (Chip Ganassi Racing) ganó el campeonato de la Indycar tras terminar cuarto en la última carrera del año, en Long Beach, California.

Con esa cuarta posición, Palou termina el año con 549 puntos, por delante del estadounidense Josef Newgarden y el mexicano Pato O’Ward, que tuvo que abandonar después de verse involucrado en un accidente.

En la segunda vuelta, Ed Jones (Dale Coyne Racing) golpeó por detrás el automóvil de O’Ward mientras el británico estaba maniobrando para superar a James Hinchcliffe (Andretti Autosport) en la curva más lenta del circuito, lo que dejó al mexicano en última posición y forzó su abandono en el decimoctavo giro.

El mexicano, resignado, no se creía lo que acababa de suceder y dijo por la radio interna, en referencia a Jones: “Este tipo es un idiota”.

Palou se convierte así en el primer español de la historia en conseguir el título de la Indycar, la competición de monoplazas más importante de Estados Unidos, y en uno de los más jóvenes del mundo en hacerlo.

Ver más: TONI KROOS APRESURA EL FÍSICO PARA EL REAL MADRID VS. SHERIFF TIRASPOL EN CHAMPIONS LEAGUE