Juan Carlos Osorio termina este martes su primer microciclo con Paraguay. Fue su primer contacto con los jugadores en entrenamientos intensos, algunos abiertos al público, en Asunción.

En la conferencia de prensa, levantó la voz para reiterar que por el momento en su cabeza solo está la albirroja. Empezó con un discurso extenso:

"Tengo 57 años, dos hijos, y sabemos que cada uno es dueño y responsable de lo que dice. Yo no soy dueño en absoluto y no conozco ni ocupo en conocer las razones por las que equis persona se pronuncie de equis manera. Lo único que puedo decir es que desde que me decidí a ser técnico, cuando por decisión propia decidí salir del Manchester City, a pesar de que me ofrecieron tres años de contrato, yo prefería hacerme entrenador de Millonarios por un contrato que era incierto.

Luego pasé al Caldas. Ni en Millos, ni en Caldas, ni en México me aferré al contrato. El día que no quieran contar conmigo, no hay problema, me voy. Creo que se habla mucho de los extrafutbolístico. Al final del día yo solo puedo dedicarme a lo mío. No soy dueño de las demás opiniones. Se habla demasiado de lo extrafutbolístico, prefiero que se hable más del juego en el que estoy involucrado".

Desde que asumió como entrenador de Paraguay el pasado 7 de septiembre lo persigue el rumor del posible interés de la Selección Colombia para que sea su técnico. Los directivos han negado que haya contactos oficiales con Osorio. Sobre el tema, el DT enfatizó:

"No voy a debatir sobre supuestos. La vida al hoy es que estoy en Paraguay y a gusto. Como siempre lo hago, estoy aferrándome al proyecto. Es un desafío para mí como entrenador que hago a gusto. Si la vida me depara algo nuevo tomaré la decisión. Y si así es, vendré y daré la cara para anunciarlo. La realidad es hoy que estoy acá al ciento por ciento".

Con cierto enojo, concluyó con que "mi compromiso es con mi familia, conmigo mismo y mi vocación, de los demás no me preocupo. En mi vida no me aferro al contrato o al dinero, el fútbol es mi pasión"