Ole Gunnar Solskjaer tiene claro a quién quiere para la medular del Manchester United: Declan Rice. 

Aunque el estratega noruego ya le informó a los directivos sobre su deseo de ficharlo, el precio que demanda el West Ham es desorbitado. 

Los ‘Hammers’ piden cerca de 100 millones de euros a cambio del mediocampista inglés. 

Aunque el mercado actual de los ‘Red Devils’ ha sido bueno con las incorporaciones de Jadon Sancho y Raphaël Varane, buscan un medio defensivo.

Los dueños fueron claros, sin ventas no hay más inversión para el presente mercado de fichajes.

David Moyes busca sí o sí el regreso, está vez permanente, de Jesse Lingard, por lo que la comunicación entre clubes existe.

Dependerá si el máximo ganador de la Premier League puede vender jugadores antes del 31 de agosto para intentar el fichaje de Rice.