El cuatro veces campeón del mundo de Fórmula Uno Sebastian Vettel se muda a la escudería Racing Point la próxima temporada.

El equipo, que para entonces se rebautizará como Aston Martin,
anunció el fichaje el jueves, un día después de que el piloto mexicano
Sergio Pérez hizo pública su marcha. Vettel firmó por la temporada 2021
“y más allá”, dijo la escudería, que no reveló la duración del contrato.

“El fichaje de Sebastian es un claro mensaje de la ambición del
equipo por establecerse como uno de los nombres más competitivos en el
deporte", añadió en un comunicado. “Como tetracampeón del mundo,
Sebastian aporta una mente fresca al equipo".

El otro piloto de la escudería es Lance Stroll, el hijo del copropietario Lawrence Stroll.

Vettel, uno de los pilotos más exitosos de la F1, dejará Ferrari al
final de esta temporada luego de que el equipo italiano no le ofreció un
nuevo contrato. Su sitio lo ocupará el español Carlos Sainz, que ahora
corre con McLaren.

Vettel ha ganado 53
grandes premios, una cifra que solo superan Michael Schumacher y Lewis
Hamilton. Conquistó cuatro títulos consecutivos con Red Bull entre 2010 y
2013, y en 2015 llegó a Ferrari con el objetivo de volver a coronarse.

Pero en este tiempo nunca ha tenido un monoplaza realmente
competitivo para hacerle frente a Mercedes y perdió el título de
principal piloto del equipo a medida que su compañero Charles Leclerc
ganaba relevancia.

“Esta es una nueva
aventura para mí con una compañía automovilística verdaderamente
legendaria", afirmó Vettel. “Me han impresionado los resultados que el
equipo ha conseguido este año y creo que el futuro parece incluso más
brillante. Sigo teniendo mucho amor por la Fórmula Uno y mi única
motivación es correr al frente de la grilla".

En la previa del Gran Premio de la Toscana este fin de semana, Pérez
se expresó resignado frente a su situación. Reveló que recién el
miércoles recibió la información oficial de su salida de Racing Point.

Racing Point, que ocupa la cuarta posición en el mundial de
constructores, recibió una sanción de 400.000 euros (470.000 dólares) y
15 puntos el mes pasado por copiar el diseño de Mercedes para sus
conductos de freno. Pese a esto, esta temporada han podido seguir
corriendo con las piezas cuestionadas.