Novak Djokovic, número uno del tenis mundial, y su esposa Jelena han
dado negativo en un nuevo test de coronavirus, diez días después de que
ambos dieran positivo durante el Adria Tour, un torneo benéfico que
organizó en los Balcanes.

"Novak y Jelena no sentían síntomas del
virus, y se sometieron al test por un acuerdo previo con los médicos",
señalan la agencia de relaciones públicas que representa al tenista, en
referencia a esta nueva prueba, la primera realizada desde el positivo
inicial anunciado el pasado 23 de junio.

Ambos pasaron los
últimos diez días en aislamiento, siguiendo los protocolos y medidas de
seguridad por la COVID-19, indica la nota.

Djokovic dio positivo
por coronavirus el pasado 23 de junio en un test al que se sometió
después del torneo organizado en Belgrado y Zadar (Croacia), durante dos
fines de semana del pasado mes.

En el torneo apenas se cumplieron reglas de seguridad sanitaria.

Además
de Djokovic y su esposa, dieron positivo otros tenistas, entrenadores y
participantes del torneo, que fue suspendido el 22 de junio tras
conocerse el caso positivo del búlgaro Grigor Dimitrov, 19 de la ATP.

Entre
los infectados figuraban el jugador croata Borna Coric, el serbio
Victor Troicki y su mujer, y dos entrenadores de Djokovic, Marco Panichi
y Goran Ivanisevic, así como el de Dimitrov, Kristijan Groh.

Las
críticas al torneo de exhibición ya habían aparecido antes de conocerse
esos positivos debido a la asistencia de público y la propia actitud de
los jugadores, que se dieron abrazos y palmadas en público, además de
acudir a fiestas y partidillos de baloncesto.