Alvin Kamara anotó seis touchdowns por tierra para comandar la victoria de New Orleans sobre los Vikings en el partido navideño de la temporada 2020 y escribir su nombre con letras de oro en los anales de la NFL.

Y es que el corredor de los Saints empató la marca histórica de más anotaciónes en un solo partido que impuso Ernie Nevers con los entonces Chicago Cardinals en 1929, hace 91 años, en un partido contra los Bears.

Además, el triunfo sobre Minnesota representó para Minnesota su cuarto título divisional de manera consecutiva en el Sur de la NFC.

Los Saints se convirtieron en el primer equipo de la campaña 2020 en asegurar boleto a postemporada y ahora aseguraron su séptimo campeonato divisional bajo el mando del head coach Sean Payton.

Ver más: ¡LUTO EN EL CLUB LEÓN! FALLECIÓ EL EXJUGADOR 'VENADITO' BRAVO A LOS 58 AÑOS DE EDAD