Jürgen Klopp se unió a las críticas que hizo Ole Gunnar Solskjaer, técnico del Manchester United, sobre el calendario de la Premier League y dijo que las fechas para los equipos ingleses son demasiado abultadas.

"He hablado con la Premier League. Ningún equipo que juegue el miércoles por la noche debería jugar otra vez el sábado a las 12:30", dijo Klopp a la BBC después de que su equipo empatara a uno contra el Manchester City.

El alemán respaldó de este modo las quejas de Solskjaer, cuyo equipo tuvo que disputar el partido del sábado por la mañana en Inglaterra después de haber jugado en Estambul el miércoles por la noche en UEFA Champions League.

VER MÁS: JÜRGEN KLOPP Y PEP GUARDIOLA CONCUERDAN Y PIDEN DEJAR LA REGLA DE CINCO CAMBIOS

"El domingo no es problema, aunque no debería ser a las 12:30, porque es levantarte y ya ponerte a jugar y aún estás en fase de recuperación. La Premier League tiene que cambiarlo. Sky, Bt Sports… tienen que hablarlo", añadió el técnico del Liverpool.

El noruego se quejó y dijo que no entiende por qué si el Liverpool y el City habían jugado el martes podían jugar el domingo, mientras que su equipo lo tuvo que hacer el sábado.

Otro de los temas de los cuales se quejó el estratega alemán es de la regla de cinco sustituciones, que la Premier League buscaría dejar al lado para la próxima temporada.

Klopp acusó a Richard Masters, jefe ejecutivo de la Premier League, de falta de liderazgo ya que muchos técnicos se han quejado públicamente de las lesiones sufridas.

En la actual temporada, jugadores clave de los ‘Reds’ se han lesionado, como Virgil van Dijk, Alisson, Roberto Firmino y Thiago Alcántara.

Pep Guardiola, encargado táctico del Manchester City, también apoyó la noción de Klopp.

"Aquí nos creemos que somos más especiales, no protegemos a los jugadores y por eso es un desastre", dijo el entrenador a los medios con derechos televisivos.

En el empate entre ‘Cityzens’ y ‘Reds’, Trent Alexander-Arnold cayó lesionado, lo que sirvió a Guardiola para abogar por más protección hacia los futbolistas.

El estratega catalán declaró a Sky Sports que a pesar de las complicaciones con los partidos agendados, era algo que ya se tenía presupuestado.