La historia de Rhea Bullos ya le dio la vuelta al mundo, después de que apareciera en las redes sociales con un peculiar vendaje en sus pies. 

¿Razón? La pequeña de filipinas corrió los 400, 800 y 500 metros semidescalza, solo con las vendas y la famosa marca deportiva (de la palomita) de calzado rotulado por ella misma. 

La imagen dio rápidamente la vuelta al mundo, gracias a su entrenador, Prederick Valenzuela, quien la compartió. 

Después de recorrer el planeta, la historia llegó a oídos de la compañía, quien entregó, vía sus distribuidores filipinos, las zapatillas ideales para sus competencias.