La NFL publicó un protocolo estricto para acelerar el proceso de vacunación entre jugadores profesionales en la liga.

En dicho comunicado se dio a conocer que de haber un brote de casos positivos, habría castigos económicos y deportivos.

En caso de que un partido se vea obligado a cancelarse y los jugadores o staff no estén vacunados, el duelo se dará por perdido para el equipo con los casos positivos.

También habría una penalización y no se les daría el sueldo de la semana a ambos equipos si no se celebra el duelo. 

“Si se cancela un juego y no se puede reprogramar dentro de las 18 semanas programadas debido a un brote de Covid, los jugadores de ninguno de los equipos recibirán su salario semanal”.

El comisionado Roger Goodell y compañía aseguraron que el calendario se respetará y no agregara ni una semana más.