Neymar salió en muletas del estadio de Saint-Étienne, donde sufrió una durísima entrada, que le costó el llanto por el golpe al tobillo izquierdo.

En imágenes que difundió Le Parisien, el 10 del París Saint Germain apareció con la bota de seguridad y el soporte.

FOTO: Le Parisien

“Vamos a recuperarnos. Desafortunadamente estos contratiempos son parte de la vida de un atleta; levantar la cabeza y vamos que vamos. Volveré mejor y más fuerte”, lanzó ‘Ney’ en Instagram.

Durante la conferencia posterior, Mauricio Pochettino no mostró una cara de esperanza, aunque “ojalá que no sea gran cosa y que vuelva pronto a la plantilla, pero la acción no es buena.

“No hay nada más que decir por el momento, salvo el dolor que sintió en la pierna con el tobillo torcido. Mañana tendremos los exámenes y ya veremos”, dejó un preocupado técnico argentino.

TE PUEDE INTERESAR: Emery: “Alguien debe explicarme lo del penalti de Piqué”