Previo a iniciar los entrenamientos con la Canarinha, Neymar se entretuvo jugando al fútbol callejero en su país. Allí se lo pudo ver derrochando magia y marcando golazos.

Luego de darle a la pelota, el crack palpitó lo que se viene en los Juegos: "Sé lo importante que son, sobre todo en fútbol. Tener una medalla olímpica sería un gran mérito. Tengo una de plata, ahora vamos por la de oro".