Gustavo Ayón no ve como un error salir del Real Madrid

Gustavo Ayón no ve como un error salir del Real Madrid

El mexicano asegura que "no le debe nada, ni ellos a él", a pesar de que no le salieron los planes como pensaba

WWE SMACKDOWN
WWE SMACKDOWN
En Vivo
WWE RAW
WWE RAW
En Vivo
VFL WOLFSBURGO VS MONCHENGLADBACH
VFL WOLFSBURGO VS MONCHENGLADBACH
En Vivo
FORTUNA DUSSELDORF VS RB LEIPZIG
FORTUNA DUSSELDORF VS RB LEIPZIG
En Vivo
BAYERN MUNICH VS WERDER BREMEN
BAYERN MUNICH VS WERDER BREMEN
En Vivo
WWE SMACKDOWN
WWE SMACKDOWN
En Vivo
HOFFENHEIM VS FC AUGSBURGO
HOFFENHEIM VS FC AUGSBURGO
En Vivo
MANCHESTER UNITED VS AZ ALKMAAR
MANCHESTER UNITED VS AZ ALKMAAR
En Vivo
DESCARGA LA APP
EFE

Al mexicano Gustavo Ayón no le gusta mirar atrás. Estuvo “cinco años maravillosos” en el Real Madrid y, tras no poder recalar este verano en la NBA, ahora espera que su nuevo equipo, el Zenit, que debuta en la Euroliga con un técnico con pasado madridista, Joan Plaza, ponga mañana en dificultades al equipo blanco.

“El Real Madrid no me debe nada y yo tampoco le debo nada al Madrid”, comentó a Efe en conversación telefónica.

A sus 35 años, el mexicano es un firme convencido de que “las cosas pasan por algo” y que “no fue un error” abandonar el Real Madrid tras ganar tres ligas y dos Euroligas (2015 y 2018), ya que quería volver a toda costa a la liga estadounidense.

“Aposté al ciento por ciento por la NBA. Las decisiones tienen consecuencias. Y yo asumí esas consecuencias. Mirar atrás nunca ha sido mi manera de ser. Estuve cinco años maravillosos en el Real Madrid. Mi trabajo me respalda. Al final los ciclos terminan”, apuntó.

Ayón admitió que “una serie de circunstancias” le llevaron a Rusia y a un equipo con apenas historia, todo lo contrario que el laureado equipo español.

“La primera circunstancia es la decisión de no seguir en el Madrid con la esperanza de ir a la NBA, que era mi principal objetivo. Segundo, cuando no se dan las opciones o no son las adecuadas y el mercado se cierra. Había que tomar una decisión”, apuntó.

Es decir, añadió, “o volver a México o seguir en la Euroliga con un equipo del máximo nivel”.

“Nos decidimos por el Zenit. El club hace el esfuerzo por ficharme. Además, conozco al técnico del equipo (Plaza) y a varios jugadores, a los que me enfrenté en numerosas ocasiones. La atmósfera en el equipo es agradable, ya que el cuerpo técnico habla español”, explicó.

De regreso a la rabiosa actualidad y con la vista puesta en el partido de mañana, para Ayón el Real Madrid sigue siendo “uno de los mejores equipos de Europa”.

“Es un gran equipo y se mantiene al mismo nivel de los últimos años. Es un equipo que se adapta a lo que tiene. Es su mayor cualidad, tanto del club como del técnico. Tienes que aprovechar al máximo que tienes un jugador de 2,21 como Walter Tavares y a otro pequeñito como Campazzo”, señaló.

En su opinión, los dos, “uno por grande y otro por pequeño”, son “los jugadores más desequilibrantes” del rival del Zenit.

“Es una combinación muy buena, aunque el Madrid tiene muchos jugadores de gran nivel como Randolph, Llull o Rudy Fernández. Son todos grandes jugadores”, indicó.

Por todo ello, cree que el de mañana “será un partido duro”, aunque el mexicano cada vez se encuentra mejor en la antigua capital zarista. No en vano en las últimas semanas anotó 18 puntos frente al Baskonia hace una semana, 13 ante el Valencia y 21 contra el Efes.

Cree que la clave de la rápida aclimatación es Plaza, del que dice que le ha tratado “muy bien” desde su llegada a San Petersburgo.

“Realmente no ha sido difícil. Mi prioridad era seguir mi carrera al máximo nivel y trabajar. Me encuentro muy bien. Cuido mucho la alimentación y el descanso. Estoy mejorando día a día. Espero que con el esfuerzo vengan pronto las regalías”, aseguró,

Su nuevo equipo es colista en el máximo torneo continental con dos victorias y ocho derrotas. Él lo achaca, entre otras cosas, a la plaga de lesiones. El último en caer ha sido el polaco Ponitka.

“Es un cúmulo de situaciones. Somos un equipo totalmente nuevo. Nunca hemos jugado juntos. También tenemos muchos lesionados. La Euroliga es una competición muy difícil, muy peleada. Si tienes algún descuido, lo pagas muy caro. Son todos equipos del máximo nivel”, adujo.

Con todo, es optimista por naturaleza. Cree que después de un complicado arranque, a partir de ahora el Zenit escalará posiciones, tanto en la Euroliga como en la liga doméstica, donde intentará romper la hegemonía del CSKA.

“Hay que pensar en positivo. El equipo tiene que recuperar la confianza y mirar para arriba. El Zenit es un club joven. Le faltan algunos detalles que se ganan con el paso del tiempo. No se puede comparar con los equipos españoles”, apuntó.

Ayón es un hombre en paz consigo mismo. Con un solo año de contrato en las alforjas, no mira atrás, pero tampoco piensa más allá del próximo verano. Sólo tiene claro que su hija está con él en San Petersburgo y que su hijo se les unirá pronto.

En cuanto a Madrid, aseguró que sigue en contacto con muchos integrantes del club, donde dejó “grandes amistades”.

Publicidad
¡Link copiado en el portapapeles!
Publicidad