un futbolista ex barcelona y otro del atletico madrid involucrados en casos de fraude fiscal

Un futbolista ex Barcelona y otro del Atlético Madrid involucrados en casos de fraude fiscal

Adriano Correia fue condenado y Diego Costa denunciado por fraude a Hacienda.

EFE

El defensa brasileño Adriano Correia, que este martes ha aceptado catorce meses de cárcel y una multa de 323.000 euros por defraudar casi 650.000 euros a Hacienda, ha sido el último exfutbolista del Barcelona condenado por fraude fiscal.

Su abogado, David Aineto, negoció un pacto con la Fiscalía que evitará el ingreso en prisión del futbolista, que ya devolvió a Hacienda los 646.085 euros defraudados, en los ejercicios de 2011 y 2012, cuando vestía la camiseta del conjunto azulgrana.

Aineto, que este martes ha confirmado a EFE los términos del acuerdo, también fue el que evitó la entrada en prisión de otros dos jugadores del Barça: el argentino Javier Mascherano y el chileno Alexis Sánchez.


En junio de 2016, Mascherano fue condenado a un año de cárcel y a pagar una multa de 815.000 euros por defraudar 1,5 millones en los mismos ejercicios fiscales que Adriano.

La condena a Alexis Sánchez llegó en febrero de 2018: 16 meses de cárcel y una multa de 590.000 euros, por haber defraudado casi un millón de euros entre 2012 y 2013, también cuando jugaba en el Barcelona.

El 'modus operandi' de la defraudación fue el mismo en los tres casos: la ocultación de los ingresos por sus derechos de imagen cediéndolos a sociedades radicadas en paraísos fiscales. Todos ellos lograron la suspensión de la pena de cárcel en una sentencia de conformidad.


En julio de 2016, Messi y a su padre, Jorge Messi, fueron condenados a 21 meses de prisión, aunque el Supremo rebajó a 15 meses la pena de este último como cooperador necesario.

La Fiscalía de Delitos Económicos los acusó de defraudar 4,1 millones de euros a Hacienda durante los ejercicios 2007, 2008 y 2009, al no haber tributado en España los 10,1 millones que el futbolista ingresó por sus derechos de imagen durante ese período.

Sin embargo, con Messi no hubo acuerdo y tuvo que celebrarse el juicio, donde el jugador estuvo representado por su compatriota y exmagistrado de la Sala Segunda del Tribunal Supremo Enrique Bacigalupo.


Al final, el pago de más de 3,5 millones de euros en multas, además de la devolución de las cantidades defraudadas, evitó el ingreso en prisión de Leo y su padre.

Mascherano, Messi, Alexis y Adriano han acabado condenados tras defraudar, entre los cuatro, más de 7 millones de euros y pagar más de 5 millones en multas. Todo por la fraudulenta gestión de sus derechos de imagen como futbolistas del Barça. 

La Fiscalía Provincial de Madrid ha denunciado al futbolista del Atlético de Madrid Diego Costa por defraudar más de un millón de euros a Hacienda durante el ejercicio de 2014, año en el que fichó por el Chelsea.

En su informe remitido a la Agencia Tributaria, la Fiscalía denuncia que, pese a ser residente fiscal en España ese año, el futbolista no declaró al fisco los ingresos que le abonó el club británico por la cesión de sus derechos de imagen.

Costa percibió en 2014 1.371.098,31 euros en concepto de derechos de imagen, pero en su declaración no incluyó las cantidades abonadas por el Chelsea, con lo que -siempre según la Fiscalía- provocó un perjuicio a las arcas públicas de 1.014.416,76 euros.

El Ministerio Público acusa al deportista de actuar de ese modo para obtener "un beneficio fiscal ilícito".

Costa, que en 2013 había firmado contrato con el Atlético de Madrid, fichó por el club londinense el 25 de junio de 2014. Su contrato, con vigencia hasta el 30 de junio de 2019 y una retribución bruta de 10.021.000 euros por cada temporada.

Veinte días más tarde el futbolista trasladó su residencia "definitivamente" a Reino Unido, "siendo por tanto residente fiscal en España durante el ejercicio 2014".

En el contrato suscrito con el Chelsea el jugador incluyó varias disposiciones por las que el club llegaría a acuerdos con las empresas que poseían sus derechos de imagen por los que percibiría el 50 por ciento de los ingresos netos recibidos por apariciones o actividades propias de esos acuerdos.


La Fiscalía señala que ese mismo año las sociedades Polaris y Panini firmaron un contrato privado de cesión de derechos de imagen del jugador por el que éste sería retribuido por dicha cesión en 1.000 tarjetas/cromos firmados por él.

En 2015 se formalizó otro contrato privado de uso y explotación de derechos de imagen de Diego Costa entre la entidad Sertora Investments Ltd. y Stylebright Limited, domiciliada en Reino Unido, con efectos de fecha de inicio a 21 de julio de 2014, "en exclusión otro contrato firmado anteriormente," con una retribución de 1 dólar americano, limitado a Reino Unido y vigencia hasta 1 de julio de 2019.

A su vez, entre los meses de junio y julio de 2016 se formalizaron con el Chelsea sendos contratos privados de cesión de derechos de imagen del jugador.

El primero con la mercantil Chaland Limited, con efectos desde el 1 de julio de 2014 y vigencia hasta el 30 de junio de 2016, de ámbito mundial, excluido Reino Unido y el segundo con la sociedad Stylebright, con efectos desde el 21 de julio de 2014 y vigencia hasta el 30 de junio de 2016, ámbito limitado a Reino Unido.

Según la Fiscalía, todas estas estructuras societarias (Sertora Investments Ltd., Chaland Limited y Stylebright Limited), fueron utilizadas por Diego Costa "con el objeto de hacer fiscalmente opacos los beneficios procedentes de sus derechos de imagen".

El jugador ostentó el control de la sociedad Sertora Investments Ltd. de la que él era beneficiario efectivo y que de inmediato cedió sus derechos de imagen a Chaland Limited y ésta a Stylebright Limited cuyo único accionista era él mismo. 

Publicidad
¡Link copiado en el portapapeles!
Publicidad