Kevin Durant vuelve a ser el líder ganador de los Golden State Warriors

Kevin Durant vuelve a ser el líder ganador de los Golden State Warriors

Gran actuación del alero del equipo que derrotó a los Rockets de Houston en la semifinal de la Conferencia Oeste de la NBA.

EFE

El alero estrella Kevin Durant volvió a ser el líder indiscutible de los Warriors de Golden State al aportar 35 puntos que les permitieron vencer por 104-100 a los Rockets en el primer partido de la eliminatoria de semifinal de la Conferencia Oeste que disputan al mejor de siete.

Ninguno de los dos equipos jugó su mejor baloncesto, pero al final los puntos decisivos cayeron del lado de los Warriors, que tuvieron en Durant y el base Stephen Curry a los jugadores que los consiguieron.

El base titular de los Rockets, Chris Paul, fue expulsado con dos faltas técnicas cuando faltaban 4.4 segundos para el final después de discutir con los árbitros que no habían señalado falta sobre el ala-pívot Draymond Green a un tiro de triple del escolta James Harden, con nueve segundo por jugarse, que falló y que pudo haber sido el empate.

Green aportó 14 puntos, 9 asistencias y 9 rebotes como jugador más completo de los bicampeones de liga, que se enfrentan en la fase final por cuarta vez contra los Rockets en los últimos 5 años, sin que en las tres anteriores el equipo tejano haya podido ganar.

Harden aportó 35 puntos con seis asistencias, pero falló 12 de 16 intentos de triples, mientras que el escolta Eric Gordon llegó a los 27 tantos, pero tampoco estuvo inspirado en los tiros desde fuera del perímetro con 4 canastas de 13 intentos.

Los Rockets como equipo anotaron 14 triples de 47 intentos, apenas un 30 por ciento de acierto.

El equipo de Houston acertó sólo un triple en los primeros 14 intentos y se colocaron abajo en el marcador con parcial de 28-19.

Paul consiguió 17 puntos, con cuatro asistencias y tres recuperaciones de balón, mientras que el pívot suizo Clint Capela no pudo ser factor en el partido porque los Rockets se decidieron por la opción de los triples y apenas le dieron balones dentro de la pintura, lo que determinó que acabase con apenas cuatro puntos (1-2, 0-0, 2-2), seis rebotes -defensivos-, y dos asistencias.

Harden anotó un triple con 40 segundos por jugarse y puso a los Rockets a dos tantos del empate (100-98), pero Curry encestó un triple monumental sobre la defensa del pívot brasileño Nené Hilario en la siguiente posesión de los Warriors y acabó con 18 puntos, siete rebotes y cuatro asistencias.

Durant, que en los dos partidos anteriores de la eliminatoria de primera ronda ante Los Angeles Clippers, estableció sus mejores marcas como profesional en los playoffs de 45 y 50 puntos, respectivamente, anotó 11 de 25 tiros de campo y 12 de 15 desde la línea de personal.

El alero estrella de los Warriors consiguió por quinto partido consecutivo al menos 30 puntos, que empató su mejor marca como profesional, que la había establecido en la temporada del 2017 del 1 al 12 de junio, su primera con los Warriors.

Durant, con su primera canasta del partido llegó a los 1.281 puntos y superó al legendario Wilt Chamberlain (1.246) en el quinto puesto de la lista de los máximos encestadores de todos los tiempos de los Warriors en la competición de los playoffs.

El escolta Klay Thompson, a pesar de jugar con dolores en el tobillo derecho, lesionado, aportó 13 puntos, y junto con Curry, quien también sufre el mismo tipo de dolencia desde el sexto partido ante los Clippers, fueron duda hasta antes del inicio del duelo frente a los Rockets.

Los árbitros volvieron a ser protagonistas después que a falta de 2.1 segundos para el final del tercer periodo señalaron faltas técnicas al entrenador Mike D'Antoni y a Paul, que permitieron a los Warriors anotar los dos tiros de personal y darle a su equipo ventaja parcial de 83-76.

"Pienso que el partido pudo ser para cualquier de los dos equipos, al final nosotros conseguimos los puntos decisivos", valoró Kerr al concluir el partido. "Ambos nos conocemos muy bien y competimos hasta el final sin hacer ninguna concesión".

Por su parte, D'Antoni dijo que el equipo había tenido la oportunidad de conseguir la victoria, pero al final, de nuevo, se quedaron a la puerta, y tienen marca de 5-13 en los duelos con los Warriors en partidos de fase final desde el 2015.

"Ya no sirve pensar ni hablar de lo que sucedió en el campo con algunas decisivos arbitrales, hay que guardar energías positivas de cara al próximo partido que será el reto que tendremos que superar", destacó D'Antoni.

El segundo partido de la serie se jugará el martes en el mismo escenario: el Oracle Arena.

Publicidad
¡Link copiado en el portapapeles!
Publicidad