La Formula E se prepara para correr bajo el calor en el centro de Santiago

La Formula E se prepara para correr bajo el calor en el centro de Santiago

La competencia se desarrollará en el Parque O'Higgins a partir de las 15:30 horas bajo condiciones extremas. Se anuncian temperaturas sobre los 35 grados.

EFE

El Parque O'Higgins en el centro de Santiago de Chile se ha transformado en un circuito de carreras listo para recibir a los 22 pilotos que recorrerán este sábado en sus coches eléctricos a más de 250 kilómetros por hora el tercer gran premio del campeonato del mundo de Fórmula E.

Este viernes los coches se encontraban medio desmontados en sus garajes mientras los mecánicos de cada equipo apuraban la última jornada para poner a punto los monoplazas eléctricos que correrán por 45 minutos a lo largo de los 2,4 kilómetros del circuito.

Los boxes han sido visitados el mismo viernes por periodistas, reporteros gráficos y cámaras que capturaban las horas previas a la actividad principal, que empezará el sábado cuando los pilotos se pongan al volante de sus vehículos.

El Gran Premio de Santiago de Chile se disputará en su integridad el sábado, día que comenzará con los entrenamiento libres a primera hora de la mañana, tras los que continuara la clasificación oficial, a la que seguirá el plato fuerte, ya en la tarde: la carrera.

El máximo favorito sobre el asfalto de la elipse del Parque O'Higgins es el belga Jerome D'Ambrosio, expiloto de la Fórmula 1, quien encabeza la clasificación general con 40 puntos tras dos grandes premios, de los cuales ganó el último disputado a comienzos de año el pasado 12 de enero en Marraquech (Marruecos).

Sus máximos rivales, que están igualados a puntos en la segunda y tercera plazas, son el portugués António Félix da Costa y el francés Jean-Éric Vergne, también ex de la Fórmula 1, ambos con 28 puntos.

Además de los principales favoritos en los que va de temporada de Fórmula E, estarán además en el circuito santiaguino grandes referentes del automovilismo como los brasileños Felipe Massa o Nelson Piquet Jr.

En cuanto al circuito, los 2,4 kilómetros de pista recorrerán el interior del Parque O'Higgins y utilizarán la mitad del óvalo existente en el lugar por donde, entre otros eventos, se realiza la parada militar por el Día de las Glorias del Ejército de Chile.

En la misma recta por la que desfilan engalanados cada 19 de septiembre unos 10.000 soldados del país austral se ubicará la línea de salida y meta, así como los garajes y la zona de logística en el centro del circuito, además de las principales galerías para el público.

De la recta principal, los pilotos encaran dirección norte un combinado de siete curvas -3 de derechas y 4 de izquierdas- para tomar el semicírculo de la elipse de aproximadamente un kilómetro con el acelerador a fondo hacia el sur, a una zona de curvas de 180 grados que deriva en el comienzo de la recta principal.

En total, 14 virajes, 3 rectas y una gran curva con forma semicircular, interrumpida en la mitad con una chicán con tres giros que hará reducir la velocidad al máximo a los pilotos.

Las 80 hectáreas del Parque O'Higgins están parcialmente arboladas y la zona central de la recta se encuentra desierta, por lo que los juegos de luces del sol del verano austral entre los árboles de las zonas de curvas en uno y otro extremo de la pista supondrán una dificultad añadida durante la carrera.

La salida está prevista para las 16.04 hora local (19.04 GMT), en plena tarde, por lo que otra de las preocupaciones será el calor en el circuito durante el desarrollo de la carrera.

La Dirección Meteorológica de Chile prevé una temperatura máxima de 34 grados celsius para el momento de la carrera, lo que podría suponer que durante el transcurso de las vueltas la sensación térmica en la zona de la pista pueda alcanzar sin problema los 45 grados celsius, más todavía en la zona de sol y sin árboles de la recta central y de las tribunas.

Al respecto de ese tema, el piloto argentino José María López, explicó este viernes en una rueda de prensa que "las escuderías mencionaban que afecta un poco el calor" al rendimiento de los motores eléctricos.

"Es muy importante la alimentación de los pilotos porque transpiramos mucho arriba del auto y los días de carrera en la Fórmula E son muy exigentes para todos. Hay muy poco tiempo y mucha actividad", destacó respecto a la situación de los pilotos.

"La hidratación es fundamental", aseveró López como medida esencial para combatir el calor al que se enfrentarán.

"Para los autos es todo un desafío porque en las pruebas hechas en la pretemporada nunca se ha girado con esta temperatura. Es un poco una incógnita qué pueda pasar en cierto punto de la carrera con tanto calor", explicó el piloto argentino sobre el comportamiento de la mecánica.

Publicidad
¡Link copiado en el portapapeles!
Publicidad