Mohamed y Araujo sufren su primer derrota de la pretemporada con el Celta

Mohamed y Araujo sufren su primer derrota de la pretemporada con el Celta

EFE

El Celta de Vigo cayó ante el Southampton (3-2) en su tercer amistoso de pretemporada, después de que el conjunto inglés levantara en el segundo tiempo el 0-2 con el que llegó su rival al descanso gracias a dos golazos de los mundialistas Iago Aspas y Pione Sisto, que disputaron sus primeros 45 minutos.

El argentino Antonio Mohamed apostó de inicio por un once que se puede parecer mucho al que arranque la Liga contra el Espanyol, con el mexicano Néstor Araujo incluído. Sólo faltarían el mediocentro turco Okay Yokuslu, lesionado ante el Braga, y el delantero uruguayo Maxi Gómez, que se incorporó esta semana a los entrenamientos tras disputar el Mundial de Rusia.

El técnico celeste salió otra vez con una defensa de tres centrales y dos carriles. Y las sensaciones en el primer tiempo volvieron a ser buenas a nivel defensivo. Sólo con un remate de McQueen tras ganarle la espalda a Juncá al 6' y con disparos lejanos de Romeu, Gabbiadini y Armstrong el Southampton amenazó a Sergio Álvarez.

VER MÁS: MOHAMED: "EL ATLÉTICO ES EL EJEMPLO A SEGUIR"

El Celta se defendió con solidez y en su primera aproximación logró adelantarse, después de una gran acción individual de Pione Sisto, que buscó el palo largo en su disparo desde la frontal. Era el minuto 11.

Al filo de la media hora, Beauvue, tras un buen centro de Lobotka, rozó con un cabezazo el segundo, que sí logró el internacional español Iago Aspas en la recta final del primer tiempo para celebrar su trigésimo primer cumpleaños.

Mohamed movió el banquillo en el intermedio. Dejó en la caseta a Sergio Álvarez, Roncaglia, Juncá, Aspas, Pione Sisto y Beauvue, y su equipo pegó un bajón brutal. El Southampton se adueñó pronto del balón, y en un cuarto de hora logró igualar con tantos de Charlie Austin y Armstrong.

El Celta, con mucho canterano, apenas logró tener el balón. Se defendió como pudo y buscó hacer daño al contragolpe, sobre todo con Hjulsager. Pero en el último minuto del partido, Elyounoussi recogió un balón que se había estrellado en el poste para certificar la remontada del equipo de Mark Hughes.

¡Link copiado en el portapapeles!