¡Santos no es Pumas! Los Guerreros humillaron a unas Águilas que necesitarán un milagro en casa

Julio César Furch destacó como el mejor futbolista de los Guerreros, en un encuentro lleno de emociones en las porterías.

False
357511

El cotejo arrancó con intensidad y apenas a los 3 minutos de juego, Bruno Valdez remató con la cabeza y se fue apenas por encima del arco de Jonathan Orozco.

La respuesta llegó por parte del máximo anotador del certámen, Djaniny Tavares, que al 10' sacó un disparo dentro del área americanista, mismo que rechazó Agustín Marchesín.

Poco tiempo pasó para que Santos abriera el marcador, ya que al 14' Osvaldo Martínez sacó un riflazo desde fuera del área que, en cooperación con el guardameta americanista, se coló prácticamente por el centro de la portería.

Los de Coapa estuvieron cerca del empate al 21', luego de que el francés Jérémy Ménez sorprendiera al portero local, que en su intención de anticipar un posible pase hacia Cecilio Domínguz, quedó completamente descolocado, con la fortuna de que el disparo del galo se fue por un lado.

Al 26', los corazones de la parcialidad azulcrema se detuvieron por un momentop, ya que Tavares marcó de cabeza el segundo para los Guerreros, pero el silbante señaló una posición adelantada previa, por lo que el tanteador no se movió.

Orozco se volvió a equivocar, intentando anticiparse y esta vez su titubeo le costo el empate a los de Robert Dante Siboldi, luego de que el '10' de las Águilas entrará a rematar prácticamente solo, después de que el esférico techara al cancerbero local.

El duelo mantendría un alto nivel de intensidad, lo cual se vería reflejado en el marcador nuevamente, antes de que concluyerá la primera mitad, gracias a un disparo sorpresivo de Julio Furch, que dejó sin reacción a Marchesín y regresó la ventaja a los de Torreón.

Las emociones continuarían y al 43' el juez central señalaría una falta sobre Mateus Uribe dentro del área santista, pero Jérémy Ménez no lograría aprovechar desde los once pasos.

Ya sobre el tiempo agregado, el conjunto lagunero pud incrementar su ventaja, pero esta vez el portero argentino de las Águilas logró impedirlo con una reacción felina, tras el cabezazo a quemarropa de Djaniny Tavares.

Luego de una primer parte sumamente emotiva, los locales se irían a los vestidores con el 2-1 favorable, mientras los de Coapa se quedarían con la sensación de haber podido llevarse el empate.

VER MÁS: SANTOS, EL RIVAL MÁS INCÓMODO PARA EL AMÉRICA EN LIGUILLAS

El inicio del segundo tiempo, aunque menos vertiginoso que el primero, mostró pronto las intenciones del cuadro visitante por conseguir la igualada.

Al 49'  Jonathan Orozco se encargó de que el tanteador no se moviera, después de rechazar un cabezazo de Oribe Peralta a muy corta distancia.

Y como dice un viejo adagio del futbol: "Gol fallado, gol en contra". Al 54', Julio Furvh marcaría su segunda anotación del encuentro, tras un error grosero de Bruno Valdez, que no atinó a despéjar y dejó al atacante lagunero completamente solo para definir.

Tres minutos más tarde, Agustín Marchesín volvería a salvar a las Águilas, sacando un riflazo de Osvaldo Martínez, en el cobro de una falta señalada en los lindros del área.

Con la ventaja de 3-1, los de Siboldi intentaron bajar las revoluciones del juego; sin embargo, América no bajó la intensidad y continuó su insistencia para el empate.

Primero fue Cecilio Domínguez, que al 64' realizó un disparo sumamente peligroso, que se fue apenas por un lado de la portería de Jonathan Orozco.

Dos minutos después, fue Oribe Peralta quien volvió a quedarse muy cerca de marcar el segundo para los visitantes, pero su cabezazo salió levemente desviado.

Santos aprovechó los embates americanistas para tomarlos mal parados y al 67', Brian Lozano pudo hacer el cuarto para los de Torreón, pero una vez más, el cancerbero de los Azulcremas se vistió de héroe y mandó el esférico a tiro de esquina.

La debacle americanista llegaría al 78', cuando los Guerreros aporvecharían las desatenciones defensivas del cuadro visitante y gracias a una gran definición de Edwuin Angulo harían el 4-1.

A falta de ocho minutos, Miguel Herrera mandaría toda la carne al asador y sacaría de la cancha a Edson Álvarez para darle entrada a Henry Martín, en busca de un gol que los mantuviera en la pelea.

Todavía al 88', los locales pudieron incrementar la ventaja, pero una vez más Marchesín impidió la caída de su meta con un manotazo sobre la línea de gol.

Deja tu comentario