Un gato detuvo el partido de UEFA Champions League entre Bayern Munich y Besiktas

El invitado especial que detuvo al Bayern Munich

La pausa se dio en el comienzo del segundo tiempo, después una serie de llegadas del cuadro visitante.

Central FOX

La paliza (global de 7-0) de que le está endosando el Bayern Munich al Besiktas tuvo una pausa que pudo haber beneficiado un poco al local.

Un gato se coló en el campo de Istambul en el comienzo del segundo tiempo, a lo que el árbitro decidió por detener el compromiso, pese a que el felino no ingresó al rectángulo de juego.

Después de unos segundos en el campo, al gato encontró un resquicio por donde retirarse sin necesidad de ser removido por un humano y el balón volvió a rodar; minutos más tarde, el Beskitas, sin tanto acoso en su arco, consiguió el descuento.

¡Link copiado en el portapapeles!