¡West Ham de Chicharito empató en un juego de locos!

El delantero mexicano entró al minuto 61 en un juego en el que los Hammers sumaron un punto

False
337071

Vimos de todo en el empate de 3-3 que tuvieron Bournemouth y West Ham de Chicharito: manos, polémica arbitral, volteretas, y pifias al doble de uno de los guardametas, todo ello nos regaló el Boxing Day de la Premier League.

Y es que todo empezó cuando West Ham tenía el 1-2 en contra en el marcador. David Moyes decidió dar ingreso a Javier Hernández al 61' y desde entonces se vino un partido "de locos"

VOLTERETA VIRTUAL, CON PIFIAS DEL PORTERO

El empate del West Ham  (2-2) se dio gracias al primer oso de Asmir Begovic, portero del Bournemouth.

El arquero sufrió un enorme error, después de que intentó despejar un balón al minuto 81', pero resbaló y eso permitió que Marko Arnautovic, que venía presionándolo, estuviera atento y aprovechara la caída del oponente para llegar y disparar a puerta solo. Era el 2-2 momentáneo.

No sería la única pifia del guardameta, pues al 89' tras un remate poco ortodoxo de Javier Hernández (A lo Chicharito), la pelota parecía contenida por Begovic; si embargo, la soltó y nuevamente Arnautovic anotaba. Parecía el 2-3 con victoria para los Hammers, pero...

ERROR ARBITRAL PARA EL EMPATE FINAL

Si algo le faltaba a este encuentro, era que los árbitros también se volvieran protagonistas. Y es que al 90', Callum Wilson remató con la mano un centro; y aunque en un incio habían rechazado el gol, los jueces se reunieron por un minuto (Aquí no hay VAR) y consintieron el gol pensando que fue con la testa el tanto que daría la igualdad final de 3-3.

En realidad este empate poco le sirve a ambos, que pelean por el no descenso en la Premier League; mientras Bournemout está en zona roja con 17 unidades, los de David Moyes y Chicharito solo tienen un punto más, a nada de estar preocupados por no bajar de categoría,

Hernández participó, sin querer, en el tercer tanto del juego, al perderse el gol, pero sirviendo "de asistente" en la jugada accidentada que permitió el doblete de Arnautovic. De ahí en fuera, otra vez Hernández se quedó sin gol.

Deja tu comentario