Halcones Marinos de Seattle campeones del Super Bowl XLVIII

¡Seattle Seahawks, campeones del Super Bowl!

Los Halcones Marinos pudieron frenar a Peyton Manning y compañía para aplastarlos en la edición 48 del Super Tazón

FOX Sports

Los Halcones Marinos consiguieron su primer título de la NFL, al aplastar en el Super Bowl XLVIII a los Broncos por 43-8.

La mejor defensiva de la temporada pudo detener a la mejor ofensiva en la historia de la NFL, y así lograron alzar por primera vez en su historia levantar el Trofeo Vince Lombardi.

No te pierdas el resumen de cada cuarto y las claves que generaron una de las palizas más grandes en la historia del Super Bowl.

PRIMER CUARTO

Cuando algo empieza mal… termina mal. Los Broncos empezaron recibiendo el ovoide y las decisiones erróneas comenzaron con el regreso, cuando Trindon Holliday no puso la rodilla para hacer el ‘touchback’, y eligió salir, llegando apenas a la yarda 14. Las cosas siguieron mal para Denver, quienes en la primera jugada un mal centro de Manny Ramírez fue a parar a la zona de anotación para darle los primeros puntos a Seattle con un ‘safety’.

En la primera serie ofensiva de Seahawks, terminaron acertando un gol de campo a través de Steven Hashka de 31 yardas. De nuevo a los controles, la ofensiva de Peyton Manning no caminó, y como fue rara vez en la temporada, terminaron con una serie de tres y fuera, para que Seattle recibiera el ovoide y volviera a poner puntos en la pizarra con otro gol de campo de 33 yardas.

Por si fuera poco, en la última serie del primer cuarto por parte de Broncos siguió empeorando; en segunda oportunidad un balón suelto de Knowshon Moreno atrasó la posición, mientras que en tercera, Peyton Manning fue presionado y fue interceptado por Kam Chancellor.

Hasta el momento, Seattle realizó el mejor juego y teniendo a Peyton Manning fuera del emparrillado, a quien sólo lo limitaron a poco de dos minutos de partido.

MARCADOR:

Seattle 8-0 Denver

SEGUNDO CUARTO

La entrega de balón de Broncos lo capitalizaron los Seahawks con una serie de cuatro minutos y siete jugadas con Marshawn Lynch, quien corrió para una yarda y ampliar la ventaja.

Y mientras mejor funcionaba la ofensiva de Peyton Manning en una serie de más de seis minutos, un pase del egresado de Tennessee fue desviado para que le cayera a Malcolm Smith, quien regresó la intercepción 69 yardas e hiciera evidenciar la decadencia de Broncos.

Para el resto de la primera mitad, Broncos siguió sin mover las cadenas y se terminaron el reloj de juego con una cuarta oportunidad.

MARCADOR:

Seattle 22-0 Denver

TERCER CUARTO

Cuando los Broncos necesitaban de un golpe anímico que los hiciera pensar en una heroica voltereta… les empezó a ‘llover sobre mojado’. Mala patada de Matt Pratter que le cayó a Percy Harvin en la yarda 13, quien la regresó a la zona prometida para hundir aún más a Denver.

Manning y compañía siguieron desconcertados ante la mejor defensiva de la NFL, y no lograron despertar a pesar del buen partido de Demaryius Thomas. El receptor de Denver avanzó 23 yardas; sin embargo, no protegió el ovoide y le hicieron otro balón suelto para hundir la esperanza de su equipo.

Fue hasta la última serie de Denver en el tercer cuarto que lograron poner sus primeros puntos en el marcador. Peyton Manning se enlazó con Thomas para un pase de 14 yardas.

MARCADOR:

Seattle 36-8 Denver

ÚLTIMO CUARTO

Ya con el Trofeo Vince Lombardi en la bolsa, los Seahawks controlaron el reloj de juego y sólo lograron ampliar el marcador a través de Jermaine Kearse; quien recibió el ovoide a pase de Russell Wilson, para quitarse a tres defensivos, y timbrar en las diagonales.

Ya resignados, los Broncos no pudieron revertir la posición y confirmaron que "las ofensivas llenan estadios, ganan partidos... mientras que las defensiva campeonatos", tal y como lo mencionó 'Bear' Bryant cuando era coach de Alabama.

MIRA EL SITIO ESPECIAL DEL SUPER BOWL XLVIII
Publicidad
¡Link copiado en el portapapeles!