México sigue esperando a su generación dorada del Mundial Sub-17 de 2005

México sigue esperando a su generación dorada

Han pasado poco menos de ocho años desde que el conjunto mexicano Sub-17 levantó el título mundial en Perú; empero, son pocos los que han logrado brillar en el nivel más alto

Enrique Gómez

Estamos en el punto de maduración de los llamados ‘niños héroes’. Aquellos del campeonato sub 17 en Perú 2005 de los que se esperaba que comandaran a la selección mexicana hacia las metas más ambiciosas; sin embargo, sólo dos miembros de aquella generación dorada están actualmente en el Tricolor, y la mayoría no figuran ni en la Liga MX.

Han pasado casi ocho años desde que un puñado de jóvenes futbolistas le dio a todo un país la esperanza de un mejor futuro a nivel deportivo tras golear a Brasil en la final. Ese equipo dirigido por Jesús Ramírez prometía en todas las zonas del campo por su talento y además se convirtió en un ejemplo de triunfo para México.

Los nombres de Sergio Arias, Efraín Juárez, Héctor Moreno, Patricio Araujo, Omar Esparza, Adrián Aldrete, Jorge Hernández, César Villaluz, Giovani dos Santos, Éver Guzmán y Carlos Vela daban identidad a un futuro brillante del Tricolor; esperanza que apenas se ha traducido en realidad.

El portero Arias comienza a ganarse un lugar con el Irapuato de la división de Ascenso, Araujo y Esparza han respondido por sólo momentos a la exigencia de Chivas, Hernández jugó 741 minutos en el año con Tijuana, mientras que Villaluz y Guzmán, de los más populares de ese equipo, se han ido perdiendo en las divisiones del futbol mexicano.

Juárez tuvo buenos momentos en el Mundial 2010 y después un decepcionante paso en Escocia y España regresó al América, donde apenas disputó minutos, a diferencia de Aldrete, quien se ganó la titularidad con las Águilas.

En cuanto a los que han cumplido con las expectativas, Héctor Moreno destaca por ser un titular indiscutible en la defensa del Espanyol, y por el que además varios clubes de Europa han mostrado interés, pese a que su posición no es tan laureada como la de los siguientes casos.

El convocado más constante a la selección mexicana es Giovani dos Santos. Sin importar que Tottenham lo ignorara, la estrella de México en ese Sub-17 tiene un lugar reservado en el equipo, a pesar de que muchas veces no dé el desequilibrio que se espera. Fue titular indiscutible con el Mallorca, pero se espera que cambie de club pronto.

Carlos Vela , compañero de ataque de Dos Santos, es otro de los que ha mostrado grandes momentos en clubes, desde su llegada al Arsenal y pese a que en dicho equipo londinense no tuvo grandes oportunidades ni resultados. 

El “bombardero” de Cancún ahora ha cosechado elogios de sus entrenadores por su talento a la ofensiva y capacidad goleadora, la cual se ha detonado en su arribo a la Real Sociedad de San Sebastián, equipo en el que encontró la estabilidad y los dividendos anhelados. 

Vela fue visto como el futuro de México en la delantera y se auguraba que ahora, con 24 años de edad, solucionaría la falta de goleadores en el Tri. Sin embargo, su brillo ha sido exclusivo del futbol de clubes, brillando con 14 goles en la Liga Española, y evitando convocatorias a la selección por asuntos personales. 

El llamado final de Jesús Ramírez al campeonato de Perú 2005 dejó a otros jugadores fuera. El ejemplo más claro fue Javier ‘Chicharito’ Hernández, quien tanto en el Tri como en Chivas siempre estuvo a la sombra del talento de Carlos Vela; sin embargo, el goleador del Manchester United es uno de los referentes de la selección y el tercer máximo anotador en la historia con 35 tantos.

Publicidad
¡Link copiado en el portapapeles!