El FC Barcelona continúa su reestructuración del plantel y reducción de la masa salarial buscándole salida a varios jugadores.

Uno de ellos es Neto, el portero brasileño que sabe que teniendo a Marc-André Ter Stegen delante, sus posibilidades de jugar son pocas. Ha disputados dos partidos de ‘La Liga’ esta temporada, pero su participación se vislumbra siendo relegado a la Copa del Rey.

En verano habría generado cierto interés, pero sin ninguna oferta concreta. Ahora para el siguiente mercado, el West Ham podría ser el equipo que apueste por él.

El Barcelona estaría dispuesto a rebajar sus peticiones de 18 millones de euros en el verano, siempre y cuando la oferta sea por una compra obligatoria.

Habiendo mundial el próximo año, Neto busca minutos de juego para lograr entrar en la lista final, pensando que Brasil está prácticamente clasificado siendo primer lugar invicto de las Eliminatorias de Conmebol.