Alessandro Nesta se rindió en elogios hacia Carlo Ancelotti y recordó su tiempo juntos en el AC Milan.

“Ancelotti es un segundo padre, un entrenador que te hace vivir bien aunque te exija mucho. Habría hecho cualquier cosa por él, aseguró a La Gazzetta dello Sport.

Es alguien que no abandona a los jugadores, aunque se lesionen. Es una esponja que absorbe los problemas, dejando al equipo tranquilo.

Berlusconi y Galliani eran personas acostumbradas a ganar y, sin duda, presionaron al entrenador. Sin embargo, él llegaba al campo con una sonrisa en la cara”.

“Me inspira en su forma de gestionar el vestuario y los jugadores importantes. No es fácil gestionar a los campeones. Son como las mujeres: complicadas”, aseguró el ex campeón del mundo con Italia.