La ilusión crece en el Necaxa con la llegada de los nuevos refuerzos, en especial la del guardameta argentino Marcelo Barovero.

El palmarés de ‘Trapito’ genera seguridad en la afición necaxista que sueña con la permanencia en la Primera División del futbol mexicano y, por qué no, en colarse a la Liguilla del Apertura 2016.

De entrada, Marcelo llega con etiqueta de ídolo. Sin embargo, su primer discurso ha ‘enamorado’ todavía más a la afición rojiblanca que espera con ansias el inicio del torneo.

En su primera comparecencia ante los medios de comunicación tras el empate 3-3 con Gallos Blancos de Querétaro en duelo de preparación, Barovero confesó la ilusión que le genera llegar a una institución como Necaxa y de paso se comprometió a sudar la camiseta para conseguir los objetivos planteados por la institución.

“Vengo con mucha ilusión y expectativa de que podamos tener un buen desarrollo en el campeonato. Hay que trabajar mucho, va a ser una temporada difícil, dura. Es una Liga competitiva, Necaxa y Aguascalientes tenían lo que estaba buscando, llegamos a un acuerdo y estoy muy contento con esta posibilidad”, detalló.

El exjugador de River Plate también se sacó presión de encima y aseguró que él solo no será quien  consiga la permanencia; dependerá del trabajo colectivo de los Rayos que después de cinco años volvieron al máximo circuito del futbol mexicano

“La exigencia es para todos igual, las cosas no las puede hacer solo uno, en el futbol eso no se puede, cada uno debe de aportar”, agregó.

Esta no será la primera experiencia similar que viva el multicampeón argentino. Cuando jugó con Huracán, en 2007, el guardameta también fue pieza fundamental para que el equipo lograra mantenerse en la Primera División.

Necaxa debutará el sábado 16 de julio en el Estadio Victoria cuando reciba a la Máquina de Cruz Azul.