Charlotte subió al ring en el Monday Night RAW para desmentir que Ric Flair hubiera comprado a un réferi para que favoreciera a su hija en la pelea por el cinturón de la división femenina de WWE.

El réferi que estuvo presente en el combate negó la trampa y luego de ello Charlotte y Ric Flair se burlaron de la derrota de Natalya. La canadiense no lo soportó y apareció en el ring para saldar cuentas.

Natalya encaró a Ric Flair y le dio su merecido, lo hizo sufrir con un francotirador, Charlotte tuvo que intervenir para salvar a su padre.

Stephanie McMahon pactó una revancha entre Charlotte y Natalya para Extreme Rules pero no podrá estar Ric Flair presente.