En el caso del jugador Dayro Moreno la decisión es la de prescindir  a partir de la fecha de sus servicios por justa causa. Esta medida obedece a las reiteradas faltas del jugador que afectan las normas de la Institución, algunas de ellas recientes y que han sido de análisis por parte de la Comisión Disciplinaria  en el transcurso de este año”, explicó Nacional en el documento que difundió en su web oficial.

Riesgo Nacional

El verde salió de los ocho clasificados tras el empate sin goles en Cali. Deberá meterse a los playoffs en una crisis de fútbol y de vestuario.

Noveno con 22 puntos a falta de cinco partidos para el cierre de este todos contra todos. Atlético Nacional pasa angustia en este torneo y ni siquiera con el paso a la final de la Copa Colombia encontró tranquilidad.

A su crisis de resultados por la que se fue hace dos meses el técnico Jorge Almirón se sumó una tormenta en el camerino por la que el club prescindió de su goleador Dayro Moreno.

En las próximas cinco fechas deberá buscar su paso los cuartos de final del torneo. Enfrentará a cuatro equipos que están entre los 8: Rionegro, Junior, Once Caldas y La Equidad. También jugará contra el descendido Leones.

No saldrá de Medellín, excepto para jugar con los blancos en Manizales. Pero los números de local tampoco lo acompañan. Ganó tres de los ocho encuentros en el Atanasio Girardot.

La última vez que se quedó sin pelear por el título fue hace seis años, en el primer semestre que dirigió Juan Carlos Osorio. Dayro que es su máximo artillero con 10 tantos se quedó afuera (le sigue Gustavo Torres con 3) justo cuando más lo necesitaba.

Nacional juega con fuego. Un riesgo grande.