Nacho Ambriz reconoció que su equipo está “cometiendo errores” que le “cuestan” derrotas como la que sufrió este lunes en el Anxo Carro, la tercera consecutiva, y dijo que la “situación es complicada“, pero ni mucho menos arroja la toalla porque tiene “mucha fe” en que saldrán adelante.

El Huesca había remontado al Lugo en la primera parte, pero se echó demasiado atrás y en la recta final los locales protagonizaron una remontada exprés que les llevó a la victoria.

No estamos nada tranquilos. Estamos fastidiados porque lo más difícil era remontar y ya lo habíamos hecho, en la segunda parte no tuvimos la pelota y nos presionaron bastante bien y seguimos cometiendo errores que nos están costando resultados”, comentó.

El técnico del Huesca dijo que lo primero que tiene que hacer es “calmarse“, aseguró que tiene “mucha ilusión” y que “por tres derrotas consecutivas, esto no se acaba, sino al contrario, es salir más fuerte”.

“La situación es complicada, pero tengo mucha fe en que el equipo saldrá adelante”, añadió Ambriz, quien admitió que cada vez que encajan gol parece un “mazazo fuerte” para su equipo.

EFE