El argentino Paulo Dybala, el brasileño Arthur Melo y el estadounidense Weston McKennie, jugadores del Juventus, fueron multados por los carabineros italianos por organizar en la noche entre este miércoles y este jueves una fiesta nocturna pese a estar prohibido por las reglas anti coronavirus, informa este jueves la prensa italiana.

La fiesta fue organizada en casa de McKennie en un cerro en las cercanías de Turín (norte) y tuvo entre diez y veinte invitados, incluidos Dybala, Arthur y sus respectivas familias, aseguran los diarios locales.

Los carabineros, probablemente avisados por los vecinos, acudieron a la casa de McKennie en torno a las 23.30 locales y multaron a las personas presentes.

La fiesta fue organizada cuando faltan menos de tres días para el importante derbi contra el Torino del próximo sábado, una cita en la que el Juventus tiene prohibido fallar tras una temporada hasta este momento muy negativa.

El equipo de Andrea Pirlo, que antes del parón de selecciones perdió 0-1 en casa ante el recién ascendido Benevento, es tercero y está a diez puntos del líder Inter de Milán, además de haber sido eliminado por el Porto en los octavos de final de la UEFA Champions League.

Eso sí, el cuadro juventino ganó la Supercopa italiana y es finalista de la Coppa Italia.

No se excluye que el Juventus también decida sancionar económicamente o deportivamente a sus jugadores por saltarse las reglas anti coronavirus.

EFE