Tras salir victorioso de la eliminatoria de 16vos de final de la Europa League ante el Napoli, el Granada fue sancionado con 29 mil euros por la comisión disciplinaria de la UEFA.

La resolución determinó el castigo debido a tres puntos clave:

  1. Regresar tarde al terreno de juego para el comienzo de la segunda mitad
  2. Por la celebración del equipo realizada en el terreno de juego del Estadio Diego Armando Maradona
  3. Por las tarjetas amarillas acumuladas

El desglose de dichos puntos se dio de la siguiente manera: 10 mil euros por la pérdida de tiempo al comienzo de la segunda mitad, otros 10 mil euros por la ‘invasión’ al terreno de juego para celebrar la clasificación y finalmente 9 mil euros por las tarjetas amarillas que además llevan consigo un partido de suspensión para cada jugador.

El Director Técnico Diego Martínez no se salvó de la mano de UEFA y fue sancionado también con un partido de suspensión. Esto significa que no podrá estar en el banquillo del juego de ida de 8vos de final de la UEFA Europa League ante el Molde FK.

El organismo determinó que el entrenador es el responsable de que el equipo y delegación cumplan con las normas, resultando en el castigo para Martínez.

El entrenador del Granada ya había sido advertido en diciembre del año pasado por la UEFA tras un partido de fase de grupos en la UEFA Europa League ante el Omonia, donde se le señaló como culpable de que el encuentro empezara tarde.

Además el Granada recibió una multa de 5 mil euros porque los ‘recoge balones’ se encontraban en zonas restringidas. No hay duda de que la UEFA ya los tiene en la mira.