Moussa Dembélé, delantero del Atlético de Madrid, regresó a los entrenamientos de forma individualizada junto a Óscar Pitillas, preparador físico recuperador del equipo, después del desmayo sufrido el pasado martes por una bajada de tensión leve y el seguimiento médico.

El atacante, sometido a pruebas durante los últimos dos días como control de los servicios médicos del club, saltó al césped para hacer suaves ejercicios al margen del grupo, según el vídeo difundido por el Atlético de Madrid de la sesión a puerta cerrada de esta mañana en la Ciudad Deportiva de Majadahonda, la última de la semana del equipo, antes de tres días libres, hasta el próximo martes.

En el entrenamiento no participaron ni Diego Simeone ni Lucas Torreira ni Luis Suárez, con permiso del club, ni tampoco José María Giménez, que sintió el miércoles unas molestias musculares.

Así como los once internacionales convocados por sus selecciones: los españoles Marcos Llorente y Koke Resurrección, el belga Yannick Carrasco, el francés Thomas Lemar, el portugués Joao Félix, el esloveno Jan Oblak, el croata Sime Vrsaljko, el mexicano Héctor Herrera, el inglés Kieran Trippier, el montenegrino Stefan Savic y Geoffrey Kondogbia, concentrado con la República Centroafricana.

EFE