El apasionante partido entre Tottenham y Manchester City, un clásico en el banquillo entre José Mourinho y Pep Guardiola, terminó 2-0 a favor de los ‘Lillywhites’, nuevos líderes de la Premier League. 


El gol de Heung-min Son en el primer tiempo y el de Giovani Lo Celso en el segundo, 35 segundos después de entrar, sentenciaron el partido que coronó un nuevo número uno en Inglaterra.

Terminando el partido, el siempre controversial ‘Special One’ dijo que tiene un buen sentimiento tras el triunfo pero que sus dirigidos deben mantener tranquilidad en la cima.

“Se siente bien (ser primeros) pero tal vez mañana somos segundos otra vez. Honestamente eso no sería un problema para mí, estoy feliz con la evolución”, comentó ‘Mou’.

El partido que podría cambiar el top 4 es el Liverpool contra Leicester City del domingo. Un triunfo de los ‘Reds’, los empataría en puntos con Tottenham. Uno de los ‘Foxes’ bajaría a Spurs a segundo.

“La gente no puede esperar que vengamos aquí y después de una temporada peleemos por el título. No estamos peleando por el título, solamente estamos peleando para ganar cada partido. Pero vamos a perder partidos, vamos a empatar partidos”, agregó.

El reinado de Mourinho en Tottenham lleva 51 partidos: 28 victorias, diez empates y 13 derrotas. Los londinenses llevan cuatro triunfos seguidos en todas las competiciones, evidencia que el nivel futbolístico ha mejorado.

“La cena esta noche será linda y relajada, estaré viendo el Atlético de Madrid contra Barcelona y dormiré como un ángel”, finalizó.


TE PUEDE INTERESAR: Mikel Arteta sobre quién filtró la pelea David Luiz – Dani Ceballos: "Habrán consecuencias"