José Mourinho, entrenador del Tottenham Hotspur, admitió que se saltó
las leyes de distanciamiento social al salir a entrenar con varios
jugadores del equipo a un parque de Londres.

"Acepto que mis
acciones no estuvieron en la línea con las recomendaciones del Gobierno
por las que solo tenemos que tener contacto con miembros de nuestra
cada", explicó Mourinho en un comunicado.

El portugués fue
'cazado' junto a Tanguy Ndombele, Ryan Sessegnon y el colombiano
Davinson Sánchez en un parque de Londres haciendo ejercicios de
entrenamiento, sin respetar los dos metros de separación que recomienda
el Gobierno.

El Tottenham, a través de un portavoz, confirmó que
se ha recordado tanto a Mourinho como a los jugadores sus
responsabilidades.

"Es vital que todos hagamos nuestra parte y
sigamos los consejos del Gobierno para apoyar a nuestros héroes de la
sanidad y salvar vidas", finalizó Mourinho.