José Mourinho, entrenador del Tottenham Hotspur, criticó a Gareth Bale
por asegurar a través de Instagram que estaba listo
físicamente para jugar, pese a que luego no pudo estar ante el Everton
por un problema muscular.

El jugador galés publicó una
foto el último martes, en la que escribió que había sido una buena
sesión de entrenamiento, pero antes, ese lunes, había pedido un escáner
por una molestia y después de dicha sesión de entreno aún se sentía
incómodo.

El escáner no mostró ninguna lesión, pero Bale
no formó parte del equipo que cayó ante el Everton, en octavos de final
de la FA Cup.

"Probablemente esa publicación no sea ni su
responsabilidad. No lo sé. Pero lo que decía era que el entrenamiento
había sido bueno y que estaba listo y no era cierto. Cuando a mí me
preguntan por ello tengo que decir la verdad. Así que lo repetiré por
última vez", apuntó.

"No se encontraba bien, pidió un
escáner, lo tuvo, este no mostró nada, ninguna lesión, pero seguía sin
estar bien. Nosotros no podemos decidir sobre eso porque el cómo se
sienta un futbolista está por encima, así que no lo llevamos al partido.
Es tan simple como eso. Si para mañana está listo, pues entrará en la
lista", dijo Mourinho en rueda de prensa.