Sevilla no ha tenido el mejor de los veranos, según Monchi, su director deportivo: “el mercado está bloqueado.

Se ha ralentizado muchísimo la planificación”, y es que lo problemas derivados por la pandemia mundial y el tope salarial impuesto por La Liga han complicado la cosas para el cuadro español.

Sin embargo, Sevilla tiene aún un as bajo la manga, una tarjeta de cambio que espera vender antes del cierre el 1° de septiembre, Jules Koundé.

“A día de hoy no hay oferta concreta por él. No la ha habido. No ha existido esa oferta real. Hay muchos clubes que han preguntado por él. No sé qué va a pasar”.

Aunque la salida del jugador francés no será ante la primera oferta: “Todos están dentro de un club con un modelo de negocio que no va a cambiar”.

“Cuando creamos que haya una oferta importante, dentro de las circunstancias que nos estamos moviendo actualmente, aceptarla. Si no hay una oferta que pensemos que no podemos reinvertirla bien, no se aceptará. Jules lo sabe”, finalizó.