Miralem Pjanic fue apartado de la selección de Bosnia y Herzegovina después de que se revelarán unas imágenes donde el jugador está bebiendo y fumando ‘shisha’ con amigos la noche previa al encuentro de su selección ante Finlandia.

El partido, realizado el pasado sábado, resultó en 1-3 en favor de los finlandeses, y así, Bosnia se despidió de cualquier posibilidad para calificar al mundial de Catar 2022.

Pjanic fue titular y salió de cambio al min. 66 entre abucheos y silbidos de la afición, recriminándole su bajo rendimiento al igual que las imágenes que lo delataban.

Por esto, la federación bosnia decidió separarlo del equipo y, el jugador del Beşiktaş, no estuvo ni convocado para el juego de hoy ante Ucrania. Algunos medios locales incluso indican que abandonó a la selección.

Un episodio gris, el que está viviendo Pjanic, pues tras ser un fichaje prácticamente fallido para el club blaugrana, su imagen como seleccionado de su país podría haber sido manchado permanentemente.