Miguel Ángel Ponce aseguró en un podcast publicado por Chivas que estuvo muy cerca de abandonar el Rebaño Sagrado a los dos días de haber llegado al club.

"Sí es algo complicado, llegué a los 14 años, me costó trabajo", confesó.

Así que relató lo que pasó los primeros días de estar en la 'Perla Tapatía':

"Algo que recuerdo mucho fue que cuando llegué a las instalaciones de Chivas; no había chavos, estaban de vacaciones, y a los dos días que llevaba ahí solo no aguanté y agarré un teléfono que estaba afuera de las oficinas de Verde Valle y le dije a mi mamá: 'Ya no quiero estar aquí, los extraño mucho, me quiero regresar’”, confesó Ponce.

El defensor mexicano dijo que su mamá lo animó y le dio valor para permanecer en Guadalajara.

"Las palabras de mi mamá fueron: 'Aguántate tantito, tus compañeros no tardarán en llegar y una vez que eso pase todo será diferente'".

Agregando que "me calmé y cuando llegaron los chavos conocí gente, empecé a ir a la escuela y eso me ayudó para seguir con mi sueño que era jugar fútbol", afirmó.

Por otro lado, Miguel Ponce también contó cómo se dio su llegada a las Chivas: "Me vieron en un torneo de nombre Benito Juárez, en Aguascalientes. Yo iba representando a Baja California y ahí me hicieron la invitación", sentenció.

AQUÍ SUS PALABRAS: