La Selección Mexicana Sub-23 ha cumplido con las expectativas y este miércoles ha cerrado una fase de grupos perfecta al vencer por la mínima a su similar de Estados Unidos, terminando como primer lugar de su sector.

Un partido en el que el balón lo tuvo el Tri, mientras el cuadro estadounidense esperaba sin arriesgar demasiado.

Fue hasta el 25′ que Alejandro Mayorga generó la primera de peligro para los de Jaime Lozano, colándose dentro del área para ejecutar un disparo que terminaría siendo tapado in extremis por Pineda, que con buena barrida impidió la caída de su marco.

Lamentablemente, la nota de la primera mitad (y del partido), fue la dura lesión que Luis Malagón sufrió en el codo izquierdo tras chocar con Andrés Perea y dejar el campo en camilla, dando entrada a Sebastián Jurado.

Cuando parecía que nos iríamos al descanso sin movimiento en el marcador, apareció Uriel Antuna, que con una buena jugada individual terminó definiendo con un buen disparo a la base del poste derecho de David Ochoa para poner el 1-0 en favor de los locales.

El complemento careció de acciones sobre las porterías y el marcador ya no se movería, aunque un conato de bronca encendió los ánimos sobre el cierre del encuentro.

De esta forma, México termina en el primer lugar de su grupo con 9 unidades y Estados Unidos se queda en la segunda plaza con 6 puntos. Ambos buscarán el boleto a Tokio 2020 el próximo domingo 28 de marzo.

Los cruces de semifinales se definirán este jueves, cuando concuya la actividad del Grupo B, en el que todos los integrantes aún tienen posibiulidades matemáticas de acceder a la fase decisiva de este preolímpico de Concacaf.