Estados Unidos logró mantener en los Juegos de Tokio su hegemonía en el medallero, aunque no sin dificultades ante una pujante China, que estuvo delante hasta la jornada final, en la que el país norteamericano reclamó varios oros que le permitieron perdurar en lo más alto.

Japón ocupó el tercer puesto en sus Juegos, acorde con el aumento de producción de metales característico en los anfitriones olímpicos, pero también impulsado por la incorporación de nuevos deportes que le brindaron un buen puñado de medallas.

Rusia, cuyos atletas compitieron bajo la bandera del Comité Olímpico Ruso (ROC) después de que el país fuera sancionado por la Agencia Mundial Antidopaje, se mantuvo también entre las primeras posiciones de la lista, pese a haber perdido su dominio en la gimnasia rítmica, lo que pesó en su puesto frente a Gran Bretaña.

Países Bajos ascendió de la undécima a la séptima plaza, con 10 oros, y es el tercer país europeo con mejores resultados.

San Marino fue uno de los indiscutibles protagonistas. El país más pequeño del mundo se colgó en Tokio la primera medalla olímpica de su historia, un bronce, en el foso de tiro.

El territorio envió cinco atletas y tres ganaron medalla: el mencionado bronce, una plata en la categoría mixta del mismo deporte y otro bronce en lucha libre.

Para México fue una cosecha de sin sabores, con varias disciplinas quedándose con cuartos lugares; fueron cuatro bronces para la delegación tricolor, ubicándose 84 de la fila.

Tiro con Arco Mixto: Alejandra Valencia y Luis Álvarez

Clavados sincronizados, plataforma 10 metros: Alejandra Orozco y Gabriela Agúndez

Halterofilia, 76KG: Aremi Fuentes

Selección Mexicana de Futbol Sub 23

Los de Tokio han sido los Juegos Olímpicos en los que las medallas han estado más repartidas. Un récord de 93 países se han colgado al menos una presea en la competición de la capital nipona.

BRONCE
BRONCE

TE PUEDE INTERESAR: Clausura Tokio: ¡Adiós Japón, hola Francia! París, lista para Juegos 2024