A poco más de un año de que sufriera un derrame cerebral, Dolores Aveiro recordó ese momento complicado que le tocó vivir cuando estaba en su hogar.

“Me levanté para ir al baño y me desmayé, me caí. Cuando me recuperé traté de levantarme pero me di cuenta que mi lado izquierdo del cuerpo estaba paralizado. Fue cuando llamé a José Andrade (ayudante) y le dije que no me sentía bien y marcó al 999, no recuerdo cuando llegué al hospital”, compartió en entrevista para ‘Dois as 10’.

La mamá de Cristiano Ronaldo compartió el suceso por el que casi pierde la vida: “Fue un momento difícil y pensé que era el final para mí, pensé en la muerte. Cuando vi a mi nieto mayor, ‘Cristianinho’, entrar a mi habitación para visitarme, fue un gran shock para mí”.

Agregando que “le rogué a Dios de que no me llevara porque quiero ver crecer a mis nietos y eso fue lo que pasó. Había mucha fe en esos momentos y fue difícil; pero gracias a Dios que estoy todavía aquí”.

Dolores Aveiro señaló cómo una llamada de Cristiano Ronaldo fue clave: “En mi caso fueron cinco minutos; habló al médico desde Italia y gracias a Dios me operaron. Mucha gente no tiene la misma suerte que yo; pero ahí la llevo, mi recuperación ha sido gradual”.

Concluyendo que “salí del hospital caminando, pero me afectó el lado izquierdo; mi boca, mi pierna y mi habla. Hoy hace un año vi mi vida casi correr entre mis dedos”.