El exárbitro inglés, Howard Webb, reconoció para The Athletic un fallo que tuvo en la Premier League en el año 2009.

Era un partido entre el Manchester United y el Tottenham con el título en juego.

Los Red Devils, en ese momento de Cristiano Ronaldo, perdían 0-2 y Webb señaló un penalti que no era.

“Vi a (Michael) Carrick llegar primero al balón y después el portero del Tottenham (Heurelho) Gomes le tocó. Fue fácil pitarlo. Esperaba las protestas habituales pero lo que no esperaba era la mirada de asombro de Gomes", relató.

En ese momento, Howard Webb se percató de su error: "En segundos me di cuenta de que me había equivocado pero mantuve la decisión. No sabía en qué me había equivocado pero sabía que algo no estaba bien".

Así que por dentro "solo quería que Cristiano Ronaldo fallara el penalti”, confesó Webb.

Al final, el portugués marcó el penal y el Manchester United hizo la remontada que finalizó en goleada 5-2 sobre los Spurs.

A la postre, los Red Devils conquistaron la Premier League dicha temporada.