Sorpresón en Bucarest. La campeona del mundo y favorita para ganar esta Eurocopa, la Francia de Didier Deschamps, con una de las generaciones más talentosas de su historia, se despide en octavos ante una descarada Suiza que igualó un 3-1 adverso en los últimos minutos reglamentarios y se impuso en la tanda de penaltis.

Un falló de Mbappé condenó a Francia en los penaltis (4-5), que decidieron un partido mayúsculo en el que Suiza equilibró con corazón y fe su inferioridad técnica, y con Francia mostrando su carácter campeón, aunque la suerte le fue esquiva en los once metros.

La selección de Suiza se enfrentará a España en los cuartos de final de la Eurocopa 2020 tras deshacerse de la campeona mundial, Francia, y con ello derribar su muro particular, los octavos de final.

Asentada en la zona noble del futbol europeo y mundial, la selección helvética llegaba por quinta vez a la fase final de una Eurocopa con el desafío de romper el muro de los octavos de final, una ronda hasta ese momento nunca superada.

Entrenada por Vladimir Petkovic, experto técnico que también trabajó en Italia, en el Lazio, Suiza se paró en los octavos de final en el Mundial de Río 2014 y en el de Rusia 2018, además de acabar en esa ronda su participación en la Eurocopa de Francia 2016.

En las anteriores, Inglaterra 1996, Portugal 2004 y Austria/Suiza 2008 ni siquiera había superado la fase de grupos Los suizos, que ocupan la decimotercera posición en el ránking FIFA, tuvieron un comienzo discreto con un empate ante Gales, bordearon la eliminación tras caer en Roma ante Italia (3-0) y encontraron la clasificación ante Turquía en Bakú (3-1).

Avisaron de sus intenciones al clasificarse para esta fase final como líderes del grupo D, por delante de Dinamarca e Irlanda, y en los últimos meses salieron invictos de un doble enfrentamiento de Liga de Naciones con Alemania.

Pero pocos esperaban que tuvieran opciones de alcanzar los cuartos, sobre todo porque el rival era Francia, la todopoderosa campeona mundial, para la mayoría la mejor selección del momento

Los helvéticos, en cambio, revirtieron los pronósticos. Fueron valientes y muy efectivos. Nunca se rindieron ante la remontada de Francia y acabaron llegando a los penaltis, en los que se mostraron infalibles.

Vladimir Petkovic ante España se convertirá en el seleccionador suizo con más partidos dirigidos. Será su encuentro 78 después de que en Bucarest igualara con el mítico Karl Rappan, que dirigió al equipo nacional helvético en 77 oportunidades entre 1937 y 1963.

Ver más | DE LUISA: “NUNCA PENSARÍAMOS EN UNA ELIMINATORIA A PUERTA CERRADA”