El nuevo entrenador del Paris Saint-Germain,el argentino Mauricio
Pochettino, eludió hablar de posibles fichajes, tanto en el
mercado de invierno como para la próxima temporada, aunque reconoció que
habla con el director deportivo, Leonardo Araújo, para reforzar el
equipo.

"No es el momento de hablar de rumores" sobre
fichajes, afirmó Pochettino en varias ocasiones durante la primera
conferencia de prensa desde que llegó al club parisino.

Entre
rumores e informaciones sobre el posible interés del PSG en Lionel Messi y
el español Sergio Ramos para el próximo verano, o en este mercado de
invierno del danés Christian Eriksen, el inglés Dele Alli o, en
propiedad, el italiano Moise Kean (cedido por Juventus Turín desde
octubre 2020), el técnico argentino esquivó repetidamente las preguntas
de los informadores: "todo este tipo de rumorología lo dejaremos para
más adelante. Eso sí, todo gran jugador es bienvenido", señaló.

Aún así, reconoció que está en contacto continuado con Leonardo y que "lógicamente, un club como el PSG está controlando un gran abanico de futbolistas", aunque no dejó de señalar las limitaciones económicas causadas por la pandemia.

Pese
a ello, confió en que "seguro tomaremos las mejores decisiones para el
club" a fin de "intentar lograr los objetivos que tenemos".

Pochettino
tampoco quiso dar precisiones sobre con qué esquema piensa jugar o si
estudia cambiar de posición a alguno de sus jugadores (como Mbappé,
Neymar o Verratti),  pero sí avanzó que podría usar distintos sistemas
tácticos en función de las necesidades de cada partido.

"El
fútbol es un sistema abierto y dinámico", explicó, y detalló que "las
posiciones se irán alternando en el campo" con los jugadores en
diferentes emplazamientos en el terreno en distintos momentos de un
mismo partido. "En cada foto que saquemos parecerá un esquema
diferente".

Pochettino, que a sus 48 años retorna al club
al que llegó como jugador en 2001 procedente del Espanyol de Barcelona,
se mostró muy ilusionado con el cargo a pesar de que "es un desafío
enorme estar aquí" por la exigencia de títulos.

Con
estrellas mundiales como Kylian Mbappé o Neymar encabezando el plantel
del PSG, dejó claro que no le asusta trabajar con este vestuario:
"Entiendo muy bien lo que es el PSG, qué clase de jugadores tenemos.
Hemos trabajado con grandes futbolistas en el pasado".

Pero no dejó de resaltar que "los líderes deben ser líderes".

El
técnico se estrenará el miércoles ante el Saint-Étienne en partido
liguero, pero tiene en mente que debe disputar doce encuentros en poco
más de cincuenta días, entre ellos los dos de la eliminatoria de cuartos
de final de la UEFA Champions League ante el Barcelona de Messi (16 de
febrero y 10 de marzo).

La UEFA Champions League es la competición
"más importante" para el PSG, reconoció Pochettino, quien ve la
eliminatoria ante el Barça como "un reto enorme".

"Parece
lejos, pero es el mes próximo", recalcó. Para ese compromiso, "estamos
realmente confiados" en las posibilidades del PSG, sobre todo porque
prevé recuperar a los nueve lesionados que tiene actualmente en su
plantilla.

"El Barcelona es uno de los grandes clubes del
mundo, va a ser duro", vaticinó, aunque recalcó que "tenemos un equipo
increíble".