Javier Mascherano explicó que apoya la idea de Arsène Wenger de organizar el Mundial cada dos años, en vez de jugarse cada cuatro como hasta ahora.

Reconoció que “no sólo tiene sentido, sino que es una parte fundamental de un cambio más amplio y positivo del calendario internacional”.

“La primera vez que lo escuché parecía extraño porque estamos acostumbrados a pensar sobre la Copa del Mundo cada cuatro años. Pero después lo pensé más, tuve la oportunidad de hablar con Arsène y otros colegas”

“Wenger es una auténtica personalidad del fútbol y ha sido un visionario de muchas formas durante muchos años. Lo sigue siendo y es increíble ver a una persona de su experiencia comprometida a mejorar el juego para las generaciones futuras”

“Todos estos temas se están revisando en un proceso de consultas con el fútbol y se mira su prioridad, no el dinero ni razones políticas”.

“Por ejemplo, hay una cosa que es obvia ahora con lo que está sucediendo con las próximas clasificatorias para el Mundial en Sudamérica. Debido al COVID19, algunos de los partidos se tuvieron que aplazar y ahora ha sido difícil encontrar fechas y los días para ubicar los partidos”

“Incluso sin esta situación, siempre hay tensión entre los equipos y las selecciones porque todos quieren tener a los jugadores más tiempo. Esto puede ser solucionado con menos ventanas internacionales, pero también con una más larga en la que los equipos puedan jugar las clasificatorias”.

“De partida, una muy importante, que es viajar menos y tener menos vuelos. La mayoría de los jugadores de selecciones en Sudamérica juegan en Europa y es agotador tener que viajar desde allá siempre, y después tener largos viajes dentro ya de Sudamérica, para jugar uno o dos partidos y después volar de vuelta para jugar el fin de semana con tu club. Si los jugadores pudieran viajar sólo una vez en el año entre continentes, sería espectacular.

“Entiendo que haya personas que pueden pensar de esa forma, pero creo que ésto se debe porque siempre ha sido así, un pensamiento un poco conservador que creo que es normal”

“Pero estoy convencido que cuando se cambie, muchas personas van a estar tan convencidas que se van a preguntar por qué no había sido siempre así. Si lo vemos fríamente, tenemos torneos anuales fantásticos como la Champions League y la Libertadores que no pierden prestigio porque se juegan todos los años”.

“Desde la perspectiva del jugador, nadie se puede imaginar la presión que uno tiene cuando sabemos que un solo error puede arriesgar la única chance en la vida de llegar a un Mundial o de obtener algo importante en un Mundial. Y es demasiado cruel tener que esperar otros cuatro años para tener una nueva oportunidad”, apostilla el ex jugador argentino de River Plate y Estudiantes de la Plata.