Roberto Martínez, seleccionador de Bélgica, definió “cruel” la derrota sufrida por su equipo contra Francia, tras desperdiciar un 2-0 a favor y perder 2-3, en las semifinales de la Liga de Naciones.

“En la reanudación nos pudo la emoción, la responsabilidad de ir a la final, queríamos que el partido terminara lo más rápido posible. Esta generación siente el peso de tener que ganar un trofeo”.

“No se trata de compromiso o esfuerzo, porque se vieron en la primera mitad. Estamos mejorando, pero en la reanudación nos pudo la emoción. No puedo culpar al equipo por la calidad”, dijo el español.

“Hay que aplaudir el esfuerzo, siempre llegamos hasta el final. Debemos aprender, reaccionar. Duele, pero tenemos otro torneo muy importante en un año. Queremos crecer pese a esta experiencia cruel”, agregó el técnico.

Eden Hazard, extremo del Real Madrid, acabó el partido con molestias físicas y Martínez informó de que serán necesarios unos exámenes para entender el alcance de su lesión.

“No sé de qué se trata, hay que estudiar la entidad de la lesión, a lo mejor solo es un golpe, veremos en las próximas horas”, dijo.