El delantero ecuatoriano Marlon De Jesús protagonizó un
confuso y rocambolesco episodio al desmentir en primer lugar el anuncio
oficial de su fichaje por el Binacional peruano y, solo unas pocas horas
más tarde, retractarse y confirmar su llegada al conjunto del lago
Titicaca.

El Binacional anunció el jueves la llegada del
artillero ecuatoriano como un regalo de Navidad para su hinchada al
informar en redes sociales del acuerdo alcanzado con el jugador para
toda la temporada de 2021.

Sin embargo, De Jesús publicó un vídeo en sus redes sociales donde negó que fuese a firmar por
el Binacional, campeón nacional de Perú en la pasada temporada de 2019
pero que ha atravesado varios problemas como retrasos en los
pagos de los jugadores y saltarse los protocolos para prevenir la
covid-19.

"Quiero aclarar que la publicación de Binacional no es
oficial. Hay malentendidos. Mi representante está al tanto de todo.
Espero que en el camino puedan aparecer cosas positivas para mi
persona", expresó De Jesús a sus seguidores.

Solo unas pocas
horas más tarde, De Jesús difundió un nuevo vídeo donde confirmaba su
llegada a Binacional sin hacer mención a su mensaje previo donde decía
lo contrario.

"Hola, familia de Binacional. Les saluda Marlon De
Jesús y les quiero dar tranquilidad porque el 2021 nos veremos por allá.
Un fuerte abrazo. Feliz Navidad y feliz Año Nuevo", manifestó el
delantero en su breve nota.

Para el delantero, de 29 años, esta
será su primera experiencia en el fútbol peruano tras haber jugado la
última temporada en El Nacional ecuatoriano, donde anotó 6 goles en 27
partidos.

Tras haber ganado la liga peruana en 2019, Binacional
se quedó esta temporada fuera de las competiciones internacionales, en
una campaña donde debutó en la Copa Libertadores y terminó como el
equipo más goleado en la historia de la fase de grupos de esta
competición. 

Marlon de Jesús es recordado por su paso efímero por la Liga MX, quien llegó al Apertura 2013 con Monterrey; sin embargo, no cumplió con las expectativas al sólo disputar 23 partidos y anotar tres goles en un año.

A la postre, el ecuatoriano pasó al Puebla donde le fue peor, al sólo disputar tres cotejos y no perforó las redes rivales; por lo que tuvo que buscar nuevos horizontes lejos de México con Barcelona (Ecuador), Cúcuta (Ecuador), Nacional (Ecuador), Arouca (Portugal), Emelec (Ecuador) y Bucheon (Corea del Sur).